Mi evolución lectora

24 sept. 2017


Nuestros gustos están constantemente cambiando y, personalmente, me resulta curioso mirar atrás en el tiempo y ver cuánto hemos evolucionado en este aspecto. Por esta razón hoy os vengo a hablar sobre la transformación que han tenido mis gustos a lo largo del tiempo y, para no dejar a un lado la temática del blog, me voy a centrar en los libros, en mi evolución lectora.

De pequeña no me gustaba demasiado leer pero no tardé en cogerle el gusto. Leía todo lo que pillaba y la biblioteca era mi segunda casa (rara era la semana en la que no me pasaba por ahí). Mención especial a Kika Superbruja, Gerónimo Stilton, Ulysses Moore, Fairy Oak y Cornelia Funke. Sin duda, las aventuras y el misterio eran mi tema preferido sobre los que leer.

En la adolescencia, el género romántico me pegó muy fuerte: Moccia y sus Tres metros sobre el cielo y Perdona si te llamo amor, Blue Jeans con Canciones para Paula... Si tenía amor (amor de ese adolescente), no podía resistirme.

Hoy en día los libros románticos siguen gustándome aunque me suelo decantar por literatura algo más adulta como la de Jojo Moyes, Sophie Kinsella, Rachel Gibson o Susan Elizabeth Phillips. Nacionalmente, destacaría a María Martínez o Alice Kellen, muy pero que muy recomendables las dos. Y no solo la contemporánea, la romántica histórica -que descubrí gracias a Sarah MacLean- también se encuentra entre mis géneros preferidos. Algunas otras autoras a las que tengo especial cariño son Julia Quinn, Lisa Kleypas y Judith McNaught.

Pero, si os soy sincera, ya no disfruto de las historias románticas tanto como antes, me parece que todas están cortadas por el mismo patrón y la trama es una copia más de lo anteriormente publicado; todo es demasiado típico, hay demasiados tópicos, todo demasiado predecible... No se si leer tanta romántica me ha saturado o cuál es la razón pero últimamente no logro terminar ningún libro romántico-contemporáneo.

En cuanto a mi temática actual favorita... la fantasía. Los libros fantásticos me atrapan desde la primera página, tienen mapas maravillosos, mundos increíbles e historias llenas de aventuras. En resumidas cuentas, están llenos de magia y originalidad. Si también os gusta este género, tenéis que leer a V. E. Schwab, Naomi Novik o Iria G. Parente y Selene M. Pascual.



Y en vuestro caso, ¿cuál ha sido vuestra evolución lectora? ¿Tenéis un género preferido? ¿Alguno que antes os gustase y ahora no? Contadme.

17 comentarios:

  1. ¡Hola! Yo también tengo a Kika Superbruja y Gerónimo Stilton como referentes de mi infancia en cuanto a literatura. Y sí, pasé por esa fase de lectura romántica en la adolescencia con Blue Jeans y Moccia, aunque ahora se acabará el mundo cuando a mí me dé por leer voluntariamente otro libro romántico jajaja
    En la actualidad la fantasía también es uno de mis géneros favoritos, junto a la novela negra, y Un cuento oscuro de Naomi Novik es una maravilla. De Schwab no he leído nada aún y de Iria y Selene tampoco, aunque es probable que muy pronto compre Sueños de piedra para empezar ;)
    ¡Me ha gustado mucho la entrada!
    Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Cornelia Funke, Ulysses Moore y Fairy Oak son sin duda la literatura de mi infancia, que buenos recuerdos me traen :D
    La verdad es que a mí el género romántico contemporáneo nunca me ha gustado demasiado. He leído muchas historias de amor, eso sí, y cuando encuentro una que realmente me gusta pasa a convertirse en una de mis favoritas casi seguro. Sin embargo, nunca ha sido mi género favorito ni del que más libros he leído. Lo mío desde siempre ha sido la fantasía y aunque tampoco es el género del que más libros leo, vuelvo a él siempre cada cierto tiempo, y nunca me decepciona.
    Naomi Novik tengo que leerla, sus mundos tienen pinta de ser impresionantes. De Iria y Selene leí Sueños de piedra y tal vez no encontré todo lo que iba buscando, por eso de momento no he vuelto a probar con ellas...

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Pues es completamente normal que géneros que amabas ahora no te llenen, lo importante es leer lo que nos apetezca y ya está. Yo también leía a Stilton, pero sobretodo a Stacey Gregg, ella fue quien me enganchó. Hace tres años amaba las historias como "After", pero ahora sé ver dónde están los fallos y lo detesto. Me gusta el new adult y la erótica últimamente.

    ¡Nos leemos!
    Lua.

    ResponderEliminar
  4. ¡Holaaa! Yo cuando era preadolescente-adolescente amaba la romántica también, y leía cualquier cosa que tuviera amor, pero después como que le empecé a agarrar asco porque era siempre más de lo mismo, y ahora leo muy poca romántica, pero no tengo un género predilecto, siempre leo de todo un poco, aunque disfruto más leyendo novelas policíacas, tremendo cambio jaja.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Uy, me siento tan super-identificada con tu entrada y en respecto a la evolución que han dado tus gustos. Cuando era pequeña un libro de Kika Superbruja no podía faltar nunca entre mis manos, en realidad no sé cómo me las arreglaba pero me leí todos los de la colección y solo tengo uno, en plan que era mío, y me suena que como mucho me leí dos de la biblioteca xD
    En fin, luego pasé a la fantasía tipo Laura Gallego, libros románticos con tintes de fantasía y amores adolescentes imposibles por el chico malo y la chica buena, jajaja, ay, qué vergüenza me doy a mí misma.
    Pero desde hace unos pocos años los libros románticos me repelen, es que no sé por dónde cogerlos. Como tú bien dices, todos siguen una misma trama, empiezan igual y terminan igual, incluso en ocasiones siguen una misma línea argumental dentro del nudo; por no decir lo irreales que terminan siendo... es como apenas empezar uno y no dejar de poner los ojos en blanco.
    Y ahora mismo, igual que tú, he pasado a la fantasía épica: todos los mundos que consiguen crear los autores, cada uno tan definido y distinto de otros que te puedes encontrar, me maravilla.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Yo comencé dándole fuerte a la fantasía medieval, con Memorias de Idhún, Eragon, Las crónicas de la Dragonlance y alguno que otro más por el estilo, pero se me terminaron haciendo muy cuesta arriba, así que dejé de leer durante un tiempo. Después me dio por el tema vampiros y, después, por el drama existencialista adolescente de John Green xD. Creo que he evolucionado hacía una temática juvenil-adulta realista con toque romántico pero que se centre en otros temas (familia, misterio, aventura, fantasía, etc.). Aunque, en realidad, leo cualquier cosa que me llame la atención esté a buen precio :)
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    Creo que a todos nos pasa que vamos cambiando en nuestras lecturas. Igual siempre fui de leer un poco de todo. De chica me encantaban los libros de aventuras y los policiales. Ahora hace años que no leo un policial y tampoco me llaman demasiado. Después me metí de lleno con novelas juveniles. Hoy leo más clásicos, algo de libros romanticos, dramas, y lo que me va llamando la atención. Fantasia la verdad es un género que no me terminan de llamar, pero espero darle alguna oportunidad pronto. Voy a tener en cuenta tus recomendaciones.
    Saludos, Cati

    ResponderEliminar
  8. Hooooola guapísima!!!!

    Ahora mismo me miro los libros de Crepúsculo y me digo, aaaaayyy si los vuelvo a leer acaban en la chimenea. Yo creo que Christie y Doyle fueron los primeros que me hicieron amar los libros. Y por supuesto, el maravilloso y genial Francisco Ibáñez. Creo que lo máximo adolescente que he leído -en mi adolescencia, válgame la redundancia- es los de Meyer. A Moccia no lo he aguantado nunca. Me pasa lo mismo con Moyes, en la actualidad.

    Si te soy sincera, lo del romance, no engancha ni ahora ni tiempo atrás. Creo que me viene de serie. Ni siendo adolescente me he tragado algo romántico, creo recordar, y ahora sigo por las mismas. Prefiero lo histórico, lo científico, las aventuras, porqué como bien dices lo romántico es como las natillas: ¿repetimos? La fotocopia de la fotocopia. Y para encontrar algo diferente hay que escarbar mucho.

    Se puede decir que en géneros no he evolucionado pasando de uno a otro, pero sí que es cierto que me gusta tanto leer, que no me trago cualquier cosa. Con los años una se vuelve más crítica a nivel social y conceptual.

    Un besote enooooorme!!!! ♥

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa,
    En mi opinión creo que el cambio es bueno, pues nos permite conocer otros géneros y abrir nuestra mente a otras historias. En mi caso me aficione a la lectura leyendo romantica histórica y durante mucho tiempo fue lo único que leí, sin embargo, también quise cambiar y probar algo distinto y me adentre en lo contemporaneo, juvenil, fantasia y la verdad es que descubrí mundos nuevos llenos de grandes aventuras, no obstante, tengo que ser sincera y decirte que aún hoy en día, años después de descubrir a autoras como Julie Garwood, Johanna Lindsey, Judith MacNaught, Julia Quinn y otras muchas, sigo enamorada de este género y no me aburro de sus tramas y personajes por lo que siempre son mi punto de referencia y a los que siempre acabo volviendo.
    Gracias por la entrada.
    Besos y nos leemos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!
    Me ha gustado mucho el post, y creo que muchos, por no decir todos, nos sentimos identificados con lo que nos cuenta, por si te interesa saber mi historia yo odiaba leer, el primer libro que recuerdo haber leido por gusto fue Sangre de Campeon que si bien me gusto mucho no cogi el habito en si de la aventura hasta que a mi corta edad de 13 años lei 50SDG (si, lo se) y me enganche, empece a buscar mas libros, di con Megan Maxwell, despues autoras distopicas y de fantasia y aqui estoy, por eso siempre defiendo las historias romanticas porque, como en mi caso, pueden llevar a que alguien se enganche y empiece a leer.

    ¡Nos estamos leyendo! ❤️

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado la entrada, es cierto que vamos madurando respecto a las lecturas, pero tambien es cierto que a veces vuelvo a leer algo adolescente, siempre vuelvo aunque sea con menos intensidad XD un saludo!!

    Interpretadoras de letras
    desi

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola, guapísima! ^^

    Ais, a mí este tipo de entradas siempre me dejan con una sonrisa ^^ Antes de entrar en materia, decirte que la foto que has escogido para la entrada es preciosa ^^
    Y ahora sí que sí. ¿Así que de peque no te iba mucho leer? Yo no podía ni ver un libro. Tal cual. Me acuerdo de que mi madre me venía con cualquier novelita y yo del rollo "por Dios, que pase de largo". El caso es que la pobre mujer sólo me pedía leer 20 páginas y yo montaba un drama. Bendita paciencia, la de las madres. Ais.
    De "Kika Superbruja" tengo un solo recuerdo. Leí el de el castillo del conde Drácula, y al principio de la historia Kika le enseña a su hermano una lima o algo por el estilo. El caso es que el pobre niño le dice "¿Te vas a afilar los dientes con eso?". En serio, me moría de la risa. Sé que es una tontería, pero yo me meaba jajajajaja ¡Fairy Oak! ¡¡Oooooh!! Qué preciosidad de libros, qué maravilla de historia :') Tres cuartos de lo mismo para "Géronimo Stilton". Como yo era un puñetero desastre, no tuve el placer de leerlos en su momento, pero cuando mi hermano tuvo edad de hincarles el diente los fuimos leyendo juntos y... ais, qué me pongo sentimental ^^ Una joya. Una verdadera joya ^^
    No he leído nada de Cornelia Funke, pero me da en la nariz que terminaré por dar una oportunidad a la autora ;D
    Después del rollazo terrible que te acabo de soltar, debo decirte que tienes toda la razón. Cuando lees muchísima novela romántica, acabas por saturarte. Sé que soy una hipócrita por decirlo, más que nada porque últimamente me ha vuelto a dar por el género, pero... bueno, estoy centrada en Lena Valenti y Elísabet Benavent ^^ Dos maravillas de escritoras, por si te las quieres apuntar :D (*cof* *cof* saga "Vanir" *cof* *cof*).
    ¿Así que últimamente estás centrada en la novela fantástica? ^^ Un género muy guay. Es verdad que los mapas son una maravilla - yo los miro cuando abro el libro y hasta ahí mi relación con ellos ^^" pero son bonitos y eso es lo importante, leche jajajajaja -.
    Una entrada sencillamente maravillosa, como siempre ^^
    ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana! ^^

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola guapaaa! Que entrada más chula y original *-* La verdad es que en los cambios que has ido diciendo coincidimos en varias etapas jejeje Yo comencé a leer a Fairy Oak, Narnia, Kika Superbruja... y ya de más adolescente me pasé como tu con Blue Jeans (que fue quien me metió realmente en la lectura y la obsesión por los libros) y Federico Moccia (que ya ahora no me gustan sus libros) Y ahora mismo me encuentro en esa etapa de sólo querer leer romántica, new adult, young adult, erótica y un poco de fantasía :)
    Un beso y nos leemos <33

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!
    En mi caso fui lectora desde mucho antes de empezar a leer, siempre tenía libros a mano y atosigaba a todo el mundo para que me los leyese jajaja
    Luego tuve una evolución un poco extraña: pasé de la literatura infantil a clásicos juveniles(mujercitas, tom sawyer, las historias de julio verne...). Y después me adentré en historias más adultas: novelas históricas, thrillers...
    Alrededor de los 17 descubrí la literatura juvenil (que antes jamás me había llamado la atención) y me metí de lleno en ella: romance, fantasía, distopía. A día de hoy sigue gustandome este tipo de literatura pero me pasa lo mismo que a ti con los libros de romance: ya ni me aportan nada nuevo y me empiezan a aburrir. Y sé que no es culpa del género sino mía que simplemente las historias se me repiten y no consiguen calarme...

    Qué entrada más interesante para reflexionar sobre nuestra historia lectora :)
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Holaaa!
    Pues no hace muchos días andaba yo pensando que es curioso lo que me gustaban de adolescente las novelas detectivescas y sin embargo ahora me cuesta un mundo ponerme con ellas. Con la romántica me ocurre lo mismo que a ti, me gusta pero últimamente estoy saturada y cada vez me apetece menos, prefiero leer fantasía o histórica. Pero siempre me ha pasado un poco esto, tengo épocas en las que me apetece mucho más un género que otros.
    También es cierto que a medida que pasa el tiempo vamos viendo las cosas de distinta manera, por ejemplo a Moccia lo leí hace muchos años y ahora dudo bastante que me gustara.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola!

    Cuando empecé a leer hace unos años leía Kika Superbruja, Tea Stilton y El Diario de Greg, ya un poco más mayor me pasé al género romántico y el New Adult. Con este género estoy actualmente pero pretendo también leer otro tipo de libros.

    Nos leemos.
    ¡Besos!😘

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola, preciosa!

    Yo empecé leyendo juvenil y, aunque en estos momentos todavía continuo leyendo alguno de ese estilo, la verdad es que me gusta leer romántica más adulta. Es lo que dices, a medida que vamos creciendo y/o probando nuevos libros, nuestros gustos van cambiando.

    Por ejemplo, a mí la fantasía y la ciencia ficción no me gustan nada para leer, y eso ha seguido siendo así aun leyendo libros de ese género. Han habido excepciones, claro, pero igual que hay libros de romántica que no me gustan.

    Un besazo ♥

    ResponderEliminar

No spam ni URLs, por favor.
Sé respetuoso. Si no coincides, deja tu opinión amablemente, sin faltar al respeto.
¡Muchas gracias por comentar!